Sin categoría Archivos - Facturar en línea comprobantes fiscales e inventario. Facturación Electrónica

Archivo de categoría Sin categoría

Poromelin morelos

10 trucos para mejorar la productividad de tu home office.

Si trabajas desde casa, la parte central de tu vida laboral es la home office. Pero la mayoría de nosotros asignamos una habitación específica para ser la base de operaciones e intentamos hacer nuestro trabajo desde allí cada día. Dado que debemos tener en cuenta las estrategia antes que las tácticas, es lógico pensar que deberíamos convertirla en una habitación en la que disfrutamos estar y, además, una habitación que nos ponga en un estado de ánimo productivo, y al considerar estas cosas proporcionar un marco estratégico para los hacks que podemos aplicar en la oficina.

¿Qué te pone de humor productivo?

Esa es una pregunta central para definir su espacio de trabajo. Quizás recordar sus objetivos, la razón por la que hace este trabajo todos los días, es suficiente para comenzar, así que encuentre una manera de recordar esos objetivos al comienzo y durante todo el día. Tal vez el minimalismo simple te ponga en la mentalidad correcta, así que arroja todos los bolígrafos y almohadas de tu escritorio en un armario y quita los accesos directos del navegador de tu escritorio.Si no puedes identificar las cosas que desencadenan un estado de ánimo productivo en ti, tendrás dificultades para mejorar tu espacio de trabajo a algo más que un nivel cosmético. ¡Dedicale un tiempo a esto y hazlo bien! Aquí hay algunos trucos que funcionan para mí.

1. Poner  buenas canciones en marcha. Obtén unas bocinas de alta calidad conectadas a tu computadora y ten listas de reproducción específicas preparadas para diferentes tipos de trabajo y niveles de concentración. Se dice que escuchar música mientras trabajas y estudias te da un impulso en productividad, creatividad y retención de memoria. ¡Sé que esto funciona para ti!
Por ejemplo, si necesitas una lluvia de ideas y ser creativo, usa música relajante. Tus preferencias para diferentes tipos de trabajo serán diferentes a las mías, e incluso puedes encontrar qué música distrae más de lo que ayuda.
2. Mantenga una distracción alrededor, pero fuera del camino. Es importante tener distracciones alrededor. Cuando te tomas un descanso, hacer algo solo por diversión puede ayudarte a limpiar tu RAM mental y comenzar de nuevo cuando regreses al trabajo. Pero recuerda: mantenlos fuera del alcance y fuera de la vista mientras trabajas, porque puedes terminar pasando más tiempo distraído y jugando que trabajando realmente. Si descubres que pasas mucho tiempo en la habitación-oficina pero no mucho tiempo trabajando, puede ser porque tus distracciones están a la intemperie, donde te tienta fácilmente. Escóndelos o desarrolla una autodisciplina seria.
Puede ser un juego o una guitarra en la esquina, lo que sea que te guste y puedas disfrutar en un tiempo relativamente corto.
3. Nunca te quedes sin una forma de captar rápidamente una idea. Muchas veces, tuve una idea repentina y cuando pude abrir Google Docs o TextEdit, la idea desapareció por completo. Siempre asegurate de que si tienes una idea, puedes obtenerla de inmediato. No dentro de veinte segundos. Inmediatamente. En oficina del hogar es más probable que produzca nuevas ideas, por lo que no tener un receptáculo de ideas accesible de inmediato es una locura. El mismo principio se aplica si está hablando por teléfono y necesita tomar una nota.

4. Usa tu espacio de trabajo para hackear tu cerebro y que se enfoque. ¿Qué es lo primero que haces cuando te sientas a escribir? ¿Abres Skype? ¿Vas a navegar? Entonces necesitas hackear tu cerebro para que se enfoque.Además de establecer límites y una rutina diaria firme, puedes aplicar hacks para obligarte a concentrarte. Por ejemplo, si eres un usuario de Mac, puedes eliminar Word del Dock y reemplazarlo con WriteRoom; para ingresar rápidamente a un programa de escritura, deberá abrir el único programa que te obliga a hacer nada más que escribir.
5. Consigue una planta. Las plantas no sólo son estéticamente agradables, sino que convierten los gases desagradables que creas durante el día (sí, te estoy mirando) en una variedad de oxígeno mucho más agradable. Personalmente, no tengo una en la oficina porque hay plantas justo afuera de la ventana, que estoy mirando todo el día (está justo detrás de mi monitor), así que si tu oficina está al lado de un jardín o de unos pocos árboles Mantener las persianas abiertas es una alternativa barata y efectiva.

6. Iluminación y color. Sí, eso es lo que a tus amigos diseñadores gráficos les gusta hacer todo el día. He leído que el color de las paredes de una habitación puede influir en tu estado de ánimo y algunas incluso pueden causar más estrés y argumentos en una relación (el amarillo es uno) Una vez pasé dos meses viviendo en una habitación con paredes naranjas y quería dispararme la cabeza. Estresante.
Si las paredes de tu habitación-oficina han sido pintadas con un color agravante, vuelve a pintarlo. Si el color actual no hace nada por ti de ninguna manera, busca un color que te ponga en un estado de ánimo relajado y productivo y píntalo. Una habitación no es tan cara.
Una buena oficina en casa permite que entre mucha luz natural, sin deslumbrar la pantalla de su computadora. Considera cómo puedes organizar tu oficina para obtener la luz más natural en tu espacio de trabajo sin tenerla directamente en tu pantalla.



7. Declutter. Incluso si eres anti-minimalista, deberías despejar. Todavía puedes guardar muchas cosas: estamos definiendo el desorden aquí como material que distrae, incluido el desorden. Nada es peor para tu estado mental que vivir y operar en un desastre.
Todo lo que no uses a diario debe guardarse, y todo lo que no uses debe tirarse directamente a la basura.
Dicho esto, si no eres reacio al minimalismo, entonces debes llevar el desorden al extremo y mantener solo lo esencial en tu espacio de trabajo.

8. ¡Sal de ahí! ¡Puedes mejorar tu oficina en casa dejándola de vez en cuando! Ve a Starbucks o algún otro establecimiento ridículamente caro pero de baja calidad (me viene a la mente McDonalds). Trabaja un poco allí. Te beneficiarás de salir de casa por primera vez esta semana, o encontrarás la música chillona y chisporroteante del Top 40 tan irritante que te encantará y adorarás mucho más en tu oficina.
No doy consejos que no tomo, pero el punto 8 es probablemente algo en lo que debería trabajar más a menudo.

9. Obtén periféricos de entrada ergonómicos. Esta es realmente una de las mejores cosas que he hecho en mi oficina en casa, y a veces no me doy cuenta de lo fantásticos que son los periféricos ergonómicos hasta que me quedo sin ellos. Y sí, lo he vuelto a hacer. Mi precioso Natural Ergonomic 4000 fue atacado por el café y murió de una manera bastante antinatural. Entonces, durante este tiempo de pérdida, puedo decir con toda sinceridad que lo mejor que he hecho por mi oficina fue arrojar cantidades absurdas de efectivo que realmente no tenía en un teclado y un mouse que no destruyen mis muñecas.
10. Haz lo que sea que te haga feliz. Estas no son reglas estrictas; son solo trucos para la productividad que funcionaron para mí. Si no funcionan para ti, está bien, experimenta  hasta que encuentres lo que te funciona. Lo importante es que estés feliz, relajado y motivado en tu espacio de trabajo, y que nunca dejes de intentar mejorarlo, porque nunca será un lugar 100% óptimo para trabajar.